Errores a evitar al escribir artículos para portales SEO

Categoría: Posicionamiento en buscadores,Posicionamiento SEO,Posicionamiento Web,Posicionamientos Webs,Posicionar Web

 

El posicionamiento web requiere de los conocimientos de expertos en analítica, ux, marketing y contenidos para lograr una meta en concreto: ofrecer información de calidad y posicionarse en los motores de búsqueda. Trabajo que fácilmente se viene abajo si la información publicada en los portales no cumple los requisitos necesarios. Veamos qué errores no se deben cometer en cuanto al contenido.

 

En cuanto al redactor

Una cosa que siempre se debe tener en cuenta es la contratación del redactor web adecuado. El correcto uso de la ortografía, el manejo del lenguaje al que van dirigidos los artículos, el interés por empaparse del tema de posicionamiento de portales SEO, la originalidad, entre muchos otros factores, deben formar parte de las habilidades y conocimientos del redactor web.

Recuerda que la publicación de los artículos es, hasta cierto punto, el cierre de una parte importante del proceso para comenzar a ver los resultados de todo el trabajo que se encierra tras el posicionamiento web. Si se selecciona a un redactor que no cumpla con los requisitos necesarios, todo el trabajo se irá al traste.

 

Errores comunes pero fatales

Los programas y el personal que se dedican a buscar errores y faltas en los portales SEO son implacables, no dejan pasar el más mínimo detalle una vez lo han detectado. Quizás pensáis que decir errores fatales sea una exageración, pero descender posiciones en motores de búsqueda es una fatalidad, es ver el trabajo realizado perderse en fracciones de segundos.

Cuando se detecta una falta se genera una penalización para el portal, las penalizaciones se traducen en menos posicionamiento y la posibilidad de que nuestro portal se pierda en el mar de información de los motores de búsqueda. Si bien la mayoría de estas faltas se pueden corregir una vez se recibe la penalización, lo mejor es no recibirla nunca y para eso lo más recomendable es evitar lo siguiente.

 

El contenido duplicado

Uno de las faltas detectadas más comunes es esta. A través de programas especializados en inspeccionar los blogs y sus contenidos se detecta si hay artículos iguales o exageradamente parecidos. Es cierto que la web está llena de mucho contenido que se asemeja o tocan los mismos temas, pero no hay dos personas que redacten exactamente un artículo de la misma manera cambiando una que otra palabrilla.

Allí es donde entra el trabajo delicado, minucioso e importantísimo del redactor, que siempre debe procurar investigar acerca de los temas que va a tratar y exponerlos de la mejor manera posible empleando sus propias palabras, ingenio y creatividad, evitando a toda costa la utilización o la copia indiscriminada de fragmentos de otros artículos.

 

Tags y Anchor Text mal aplicados

Cuando se redacta un artículo con contenido SEO siempre se colocan algunas palabras y enlaces de interés, lo que no sólo incrementa el movimiento en motores de búsqueda, sino que brindan al lector la oportunidad de seguir indagando en el tema de su interés a través de una red de artículos.

Los tags, que son esas palabras sueltas y resaltadas en el cuerpo del artículo que no necesariamente se relacionan entre sí, tienen hoy día un estimado de aparecer un máximo de 4 veces, más de eso ya comienza a llamar la atención de los buscadores de faltas, y los anchor text, que deben ser palabras relacionadas directamente con el tema del artículo, jamás han de ser las mismas que se empelaron en los tags.

Cometer este error es una penalización que se puede dar por segura.

 

Textos ocultos y enlaces engañosos

Los textos ocultos son esas palabras que cumplen la función de enlace pero que no se resaltan y señalan en el texto y que, cuando un usuario lo pulsa sin querer, lo lleva a otro portal u otro artículo.

Los enlaces engañosos por lo general están relacionados con el uso incorrecto de los Anchor Text. Se le indica al usuario que al seleccionar el enlace resaltado será dirigido a algo relacionado con las palabras empleadas en el Anchor Text pero, cuando lo hace, es redirigido a algo que no tiene en nada que ver con el tema. Por ejemplo, un anchor text que hace referencia a artículos de limpieza y redirige a paquetes turísticos.

Esto no sólo es una falta delicada y perjudicial, sino que genera dos tipos de penalización. La primera relacionada directamente con el enlace engañoso y la segunda, ya que el usuario al ver información que no le interesa se sale automáticamente del portal al que fue dirigido, comienza a generar algo llamado tasa de rebote, y es una de esas fallas detectada con mucha facilidad. 

 

Lo más recomendable para evitar artículos mal escritos, duplicados o que generen penalizaciones que bajo ninguna circunstancia se desean, es conseguir en primera instancia un redactor capacitado y, en segundo lugar, el uso correcto de las herramientas disponibles para el posicionamiento de páginas web.